El Gobierno de Nicolás Maduro acusó a alta representante y vicepresidenta de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, de desconocer la voluntad del pueblo venezolano y de tomar partido por un sector minoritario de ese país latinoamericano.

Así, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, tuiteó un comunicado en el que el Ministerio de Exteriores de ese país expresó el rechazo de Caracas a las declaraciones de la funcionaria europea respecto a la destitución de la exfiscal Luisa Ortega.

Venezuela rechaza declaraciones de la Alta Representante de la Unión Europea Federica Mogherini: https://t.co/oOCXel5usq

— Jorge Arreaza M (@jaarreaza) 7 de agosto de 2017

En su texto, esa institución aseguró que los países de la UE mostraron "una vez más" la "marcada parcialidad" de su organismo hacia "un minoritario sector de la oposición política venezolana" y su "total desconocimiento de la expresión de las grandes mayorías", que "continúan decidiendo el destino de nuestro país de una forma pacífica y democrática".

El Ejecutivo de Venezuela también calificó de contradictorios los pronunciamientos del organismo europeo debido a que, por una parte, la UE "habla del respeto a las instituciones legítimas de nuestro país" y, por otra, "omite e invisibiliza el intento de subversión terrorista y asalto" que supuso el ataque al Fuerte Paramacay, así como el resto de "actos terroristas que pudieran encontrar justificación" con declaraciones como las que realizó Mogherini.

Por último, las autoridades venezolanas exhortaron a la UE a "informarse objetivamente acerca de la situación en Venezuela".