El movimiento Talibán ha reivindicado la autoría del atentado.

Una atentado múltiple contra un centro de entrenamiento policial en la ciudad afgana de Gardez, en el sureste del país, se ha saldado con al menos 32 muertos y más de doscientos heridos, informan las autoridades locales, según recoge AFP.

El movimiento Talibán ha reivindicado la autoría del atentado.

"Un terrorista suicida detonó un coche lleno de explosivos cerca del centro de entrenamiento, dando paso a unos atacantes que iniciaron el asalto", explica el Ministerio afgano de Interior en un comunicado, informa AFP.

Las fuerzas de seguridad se enfrentaron a los atacantes, que portaban armas y chalecos con explosivos, en el interior del centro ubicado cerca de la sede policial de la provincia.

Ingemasi attack by #taliban on #paktia provincial governorate & battalion,2 SVBIEDS also used,10s #ana killed, fierce clashes ongoing pic.twitter.com/TL7W3QihvI

— Independent (@freelaancenews) 17 ??????? 2017 ?.

"La zona permanece aislada por una unidad de respuesta de crisis y se hace lo posible para eliminar a los terroristas", explica el Ministerio de Interior afgano.

Entre las víctimas del ataque figuran tanto civiles como agentes de las fuerzas de seguridad, según informó el director adjunto de sanidad, Hedayatullah Hameedi, a Reuters.

  • El movimiento Talibán, que recurre con frecuencia a los coches-bomba, ha sido acusado de perpetrar numerosos ataques en Afganistán desde que en 2001 empezó la campaña militar de EE.UU. en el país.
  • El pasado mes de agosto otra explosión de un coche bomba cerca de un edificio de la Policía en la ciudad de Lashkar Gah, en la provincia de Helmand, dejó al menos cinco muertos y 38 heridos.
  • El mismo mes el movimiento extremista reaccionó a la actualización de la estrategia estadounidense en el país de centroasiático, amenazando con convertir Afganistán "en un cementerio".